Investigación, desarrollo e innovación

Para mantener una posición de liderazgo, en un mercado de fuerte competencia con las grandes multinacionales del sector, SENIGRUP ha apostado por una estrategia basada en la “Cultura de la Innovación”.

Para ello, venimos desarrollando desde hace años, una política de fuerte inversión, con el fin de potenciar nuestra capacidad de innovación. Conscientes de que dedicar recursos suficientes, potenciará un proceso de innovación, que afecta a todas las áreas de Senigrup; comercialización, envasado, etiquetaje, generación de nuevos productos (I+D), diseño, marqueting, redefinición de procesos, etc…

Desde Senigrup siempre se estimula la aportación de ideas y la creatividad de todos sus trabajadores, para desarrollar y seleccionar de entre las diferentes áreas de actuación las que aportan mayor valor añadido para ofrecer a nuestros clientes:

  • Aplicar nuevas tecnologías para mejorar el proceso productivo y de comercialización de Senigrup, consiguiendo mayor flexibilidad, agilidad y/o productividad.
  • Hacer las cosas de manera diferente, redefinir los procesos productivos con el objetivo de aumentar el valor del producto final, gracias a un menor coste de fabricación, una calidad más elevada, y un tiempo de entrega más corto.
  • Redefinir los procesos de comercialización, envasado y/o etiquetaje, aportando al mismo producto o con pequeñas variaciones, un incremento del valor añadido para nuestros clientes.
  • Creación de un departamento de I+D, dotado de un laboratorio equipado con el instrumental más avanzado, para realizar las analíticas más sofisticadas, necesarias para desarrollar tanto nuevos productos y servicios, como variación de los actuales para avanzarse a las necesidades del mercado.
  • Seguimiento intensivo del mercado, para integrar los mejores proveedores de materias primeras con las sugerencias de nuestros clientes.

Nuestro personal realiza un esfuerzo intensivo y continuado, en la gestión del conocimiento y de la tecnología, en busca de buenas ideas para convertirlas en productos y servicios, que logren adaptarse a las necesidades de nuestros clientes, avanzándose a las tendencias del mercado.